un domingo, un cuadro | Arnold Schoenberg

 

Nunca he visto rostros, sino solo sus miradas, pues miro a los hombres a los ojos

Arnold Schoenberg

La mirada roja es una mirada expresionista de un músico.

Toca a cada uno decidir si es una pintura brutal e inquietante o si se trata de un panecillo de ojos verdes con mirada astral que es lo que pensaba August Macke de los rostros de Schoenberg.

Lo que sucedió en Viena en esa época cambió absolutamente todo, no solo en pintura y música sino también en arquitectura, con Adolf Loos y su libro Ornamento es delito. Y lo sorprendente es que sucedió a la vez en todas las artes. Los arquitectos empezaron entender que no todo en arquitectura eran los órdenes clásicos y que no solo a base de proporciones y cánones se consigue la belleza. Y los músicos que había armonía más allá de la tonalidad: Schoenberg y la música atonal.

un libro: Viena, fin de siglo

otros domingos, otros cuadros

Adolf Loos - Kokoschka

nota: Arnold Schönberg cambió su apellido por Schoenberg cuando viajó a Estados Unidos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en arquitectos, arte, cuadro, música y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s